Impulsos ventriculares prematuros (Extrasístoles ventriculares) (I)

Los impulsos ventriculares prematuros son complejos QRS prematuros de morfología ventricular no precedidos de ondas P prematuras (no precedidos de ondas P relacionadas con ellos).

Enfermo de 36 años con cardiopatía isquémica (antecedentes de IAM inferior a los 27 años). El tercer latido del registro es un IVP aislado.

Los IVP ocasionan una despolarización ventricular prematura y penetran en la unión AV, aunque no suelen llegar a despolarizar las aurículas. Así el ritmo auricular no se modifica.

Cuando el IVP no activa las aurículas, el impulso sinusal posterior a él llega a la unión AV y a los ventrículos durante su periodo refractario efectivo y no se transmite caudalmente. La pausa que se produce finaliza con la siguiente onda P sinusal. Así la pausa compensatoria es completa (el intervalo entre los dos latidos sinusales que engloban el IVP es el doble de la frecuencia sinusal normal).

Enfermo de 72 años con cardiopatía hipertensiva. El segundo latido del registro es un IVP aislado con pausa compensatoria completa.

Pequeñas modificaciones se explican por la presencia de cambios en la frecuencia sinusal.

Enfermo de 67 años con HTA e insuficiencia mitral moderada por prolapso valvular mitral. El 5º latido del registro es un IVP aislado con pausa compensatoria que no es del todo completa y que se puede justificar por el aumento de la frecuencia sinusal que se evidencia en los 3 últimos latidos.

Cuando el IVP activa retrógradamente las aurículas, se produce una despolarización prematura de las mismas y un reajuste del nódulo sinusal. Así la P sinusal postextrasistólica aparecerá de forma más precoz dando lugar a una pausa compensatoria incompleta.

Enfermo de 71 años. Se registra un IVP con pausa compensatoria incompleta (el intervalo entre los dos latidos sinusales que engloban el IVP no es el doble de la frecuencia sinusal observada, pero es superior a los otros intervalos P-P que son diferentes entre si por la presencia de una arritmia sinusal).

Cuando el impulso sinusal coincide con el IVP, puede llegar a la unión AV y a los ventrículos después que finalice su periodo refractario efectivo, pudiendo producirse la activación de los ventrículos sin la pausa compensatoria correspondiente (al IVP). El IVP estará interpolado entre dos latidos sinusales. Esto se ve más fácilmente con una frecuencia sinusal baja y cuando el IVP es muy precoz.

Mujer de 47 años sin cardiopatía aparente. Presenta IVP interpolados (no hay pausa compensatoria) con fenómeno de "R sobre T". En V1 las ondas P postextrasistólicas se inscriben al final de la onda T del IVP.
(los intervalos "X" de este caso presentan pequeñas variaciones; ver más adelante)

El intervalo que media entre el IVP y el latido sinusal precedente se denomina intervalo de acoplamiento. Éste es habitualmente constante cuando se trata de IVP monomorfos (los intervalos de acoplamiento se consideran constantes si la variación no excede los 0.08 seg).

Joven de 29 años sin cardiopatía estructural (ECO normal). Presenta IVP bigeminados con intervalo de acoplamiento constante.

En la mayoría de los casos, el intervalo de acoplamiento de los IVP permanece constante independientemente de cualquier variación o irregularidad que se produzca en el ritmo básico. Por ejemplo, las arritmias sinusales significativas y la fibrilación auricular no afectan, por regla general, la constancia del intervalo de acoplamiento del IVP.

Enfermo de 79 años con HTA. Presenta fibrilación auricular y IVP bigeminados con intervalo de acoplamiento constante, que no se ve afectado por la irregularidad (no demasiado marcada) del ritmo de la FA.


(Ritmos ventriculares) anterior ---------- índice ---------- siguiente (Impulsos ventriculares prematuros II)